Entrevista a Ausín Sáinz en Duckout! Magazine.


Entrevista a Ausín Sáinz en Duckout! Magazine.

http://www.duckoutmagazine.com/
Descarga gratuita.

El Arte
Es una pasión que con el paso del tiempo ha generado en mí una fuerte dependencia. Una obra llama a otra y mientras estoy ejecutando un proyecto ya tengo otro en mente. Al trabajar sin apoyos externos la realización de la obra se dilata en el tiempo y me limita puesto que los medios de los que dispongo no son muy sofisticados. En realidad es un mal menor porque con imaginación y argumentación se suplen todas las carencias técnicas.

La expresión
Es la forma de comunicarme libremente. Apacigua mis ganas de cambiar las cosas. Hoy en día son demasiados derechos los que se han perdido utilizando el pretexto de la crisis. Mi objetivo es conseguir mover conciencias a través de las historias que cuento con obras de arte. Me permite expresar sobre diferentes soportes y con distintas técnicas tales como la pintura, la instalación, la intervención urbana, el fotomontaje o el video arte, ideas diversas que se entrelazan. Utilizar tantas técnicas me permite también obtener obras muy diferentes, enriqueciendo mi producción y variando los puntos de vista de los temas que trato.

Tu lienzo
Un soporte que utilizo en raras ocasiones para obras de reducido tamaño. Las obras grandes las pinto sobre tela para tapizar, eligiendo los estampados en función del tema a tratar. El lienzo no me permitiría trabajar con grandes formatos debido a la falta de infraestructura y medios adecuados para su desplazamiento. Las telas, puedo enrollarlas, almacenarlas y desplazarlas fácilmente y además su montaje es muy sencillo. Los resultados obtenidos resultan espectaculares y sin necesitar un bastidor.

Una Intervención urbana
Un reto y una aventura en la que los resultados obtenidos no dependen directamente de uno mismo. Consiste en invadir el espacio destinado para el uso y disfrute de la ciudadanía con fines artísticos. La población es ajena a las diferentes facetas artísticas contemporáneas y su grado de implicación varía enormemente. Esto también dota al hecho en sí de una frescura y realidad maniquea, opuesto a lo que sucede en los espacios destinados a albergar el arte contemporáneo, en donde los miedos e inseguridades de los visitantes, más receptivos e interesados en las nuevas tendencias, les impide ser críticos ante lo que ven. En numerosas ocasiones muchas personas han sido víctimas de bromas televisadas con objeto de ridiculizar el arte contemporáneo.

Tu país
Un hogar del que debiera sentirme orgulloso, por el contrario se ha trasformado en triste y frio. En España las desigualdades se han acentuado, una parte la su población muy bien formada se ve obligada a emigrar, nuestros propios dirigentes provocan enfrentamientos entre nosotros y que la corrupción se haya convertido en su señal de identidad.

Un corazón
El motor imprescindible para mantenerse vivo. En mi obra el tema sería la esencia. En ocasiones no resulta muy apetecible ya que el contenido encierra gran dureza. Para facilitar el acercamiento del visitante recurro a una ejecución agradable, incluso bella. Una vez que su atención se centra en la obra el corazón comienza a funcionar transmitiendo las ideas que la obra encierra. Para facilitar el proceso incluyo en las exposiciones una hoja de sala, visitas guiadas y subo a la red videos que dan pautas para el acercamiento del espectador. De este modo tanto el público como la obra se enriquecen.

La censura
Una forma muy poco sutil de controlar toda la información que les interesa a los que mandan, sean de un sector u otro. No fui consciente del grado de manipulación al que estamos sometidos hasta el 4 de febrero del año pasado. Con la censura de mi exposición pude comprobar las visiones sesgadas e interesadas en algunos medios de comunicación, en función de sus propios intereses. Si esto sucede con una noticia que no tiene un interés especial, ¿qué información nos estarán trasmitiendo respecto a los temas que influyen directamente en nuestro futuro, y votar? Sinceramente, ya no me creo nada.

El humor
Soy muy malo contado chistes. Ni se me ocurre intentarlo. Pero la ironía sí que forma parte de algunas de mis obras. Es un modo de aligerar la tensión ante la dureza del tema tratado. Destacaría las chaquetas de fuerza para ser adquiridas por los maridos que no pueden controlar a sus mujeres. Pertenecen al tema de la violencia machista. En la serie “Animales humanizados, humanos animalizados” las vacas VIP son tratadas incluso mejor que a nuestros perros urbanos. Dentro de la política dispongo de un juguete muy solicitado cuando es expuesto. Se trata de un muñeco de vudú que permite a los visitantes elegir la máscara del político que más desee y desahogarse a su gusto.

Un arma
El arte. Lo ideal sería que provocara un cambia en la forma de ver y de pensar. Tengo un objeto curioso: forma parte de una instalación en la que trato el tema de la especulación urbanística. Recreo el mapa del mundo añadiendo un nuevo continente. Está presidido por una pistola decorada con corazones, sobre una columna. El arma se nos presenta con un aspecto edulcorado, aunque sus adornos no le impiden seguir siendo un objeto en pleno uso. Las dobles lecturas, la ambigüedad, están presentes en muchas obras y ha de ser el espectador el que saque sus propias conclusiones.

La vida

Un paseo fugaz, durante el que sentimos el espejismo de creernos importantes. En la actualidad, con las redes sociales, la popularización de las selfie y los programas reality en la televisión, se ha acentuado este carácter egocéntrico y trascendental de nuestros aconteceres cotidianas. Pero visto de otro modo, nuestra estancia es tan efímera que conseguir que todos los días sean especiales puede ser un reto. Procuro ser consciente de lo que vivo en el momento.